21 nov. 2011

Vuelta atras

Después de unos pocos años andando y chapoteando en los charcos de la fotografía digital, empezando con una cámara Sony MVC-FD5 que usaba diskettes como sistema de almacenamiento y acabando con una Olympus de 10 Megapixeles, y viendo el mamoneo que se llevan todos los fabricantes (todos, no se salva ni uno, y Olympus menos) me doy la vuelta y vuelvo atrás, es decir a la fotografía química, tradicional, analógica o como queráis llamarla, que me ha dado muchas mas satisfacciones (y menos cabreos) que la digital, a pesar de su aparente complicación.

Voy a volver a mis viejas cámaras de película, a revelar mis propios negativos, a esperar a ver "como han salido",  a encerrarme por las tardes en el cuarto oscuro (o "darkroom" que queda como mas internacional) entre cubetas, líquidos y otros potingues.

Ya iré contando como me va yendo el asunto, mientras haya película que impresionar ( y parece que habrá película para largo) seguiré con ello.

No niego que la fotografía digital tenga sus cosas buenas, pero yo, personalmente, la única ventaja que le veo, es ser como las películas instantáneas (Polaroid, ...), que permite ver al momento la fotografía que acabas de hacer,  y como principal desventaja es que la digital a conseguido vulgarizar la fotografía, ya que cualquiera con una cámara o con algún artefacto que lleve una, ya se cree fotógrafo, cuando para llegar a ser fotógrafo hay que tener ciertos conocimientos.

Sony MVC-FD5

No hay comentarios:

Publicar un comentario